La mayoría de las veces no creemos en nosotros mismos, lo que nos lleva a no intentarlo o decir que no cuando se nos presentan oportunidades que nos intimidan.

Ten fe en ti

Decir "fíngelo hasta que lo logres", es decir: convéncete de creer en ti, aunque te mientas a ti mismo, y llegará el día en que seas realmente esa persona y estés lleno de confianza en ti mismo.

Cuando no estés seguro de poder lograr algo o emprender algo, recuerda lo que has logrado, recuerda lo que hiciste y conseguiste para llegaste hasta donde estas hoy y recuerda cuánta gente que conoces se quedo en alguna parte del camino, por ejemplo, te graduaste de la universidad, a cuántos conoces que se quedaron con la escuela.

Se innovador y reinvéntate

Se diferente, da la milla extra, dedica más tiempo a lo que te apasiona, reinvéntate, eso te llevará a innovar.  

La tecnología es uno de nuestros aliados más cercanos y menos explotados por muchos de nosotros. 
¿Te ha pasado que tienes un trabajo de oficina y piensas que lo único que necesitas es usar mínimamente Word y quizás el Outlook, en el caso de que tengas correo electrónico corporativo?

Cuando estaba en la universidad, en primer año, mi madre prácticamente me obligó a tomar un curso de un año de reparación y mantenimiento de computadoras, a lo cual le saqué algo de provecho reparando algunas computadoras por mi cuenta. Pero jamás, jamás, pensé que las habilidades que aprendí en ese curso me ayudarían tanto en el mundo de las oficinas, sobre todo en una oficina llena de gente que usan su intelecto para otras cosas, no para lidiar con las computadoras.

Gracias a que no lidiaban con las computadoras y no las sabían reparar o no se tomaban el tiempo de trastear un poco para manejar mejor los programas, yo me pude hacer necesario de una forma impresionante y rápida, pronto todos en la oficina me “amaban”.

El punto es que la tecnología es una herramienta enorme que si la sabemos usar nos abrirá muchas puertas, invierte tu tiempo en mejorar tu manejo de los programas básicos y en aprender programas que poca gente en tu entorno seguramente conocerá, por ejemplo, Photoshop. Te asombrarás como te abrirá puertas.

Reinvéntate, se diferente, da la milla extra y aprovecha al máximo la tecnología, no importa cual sea tu profesión o tu trabajo.  Cree en ti y si te falta confiar en tus habilidades, entonces “Fake it until you make it”.