Dos de las preguntas que más me hacen es cómo es la cultura en Tailandia y qué ha hecho Tailandia para controlar y detener el esparcimiento del COVID-19.


Puedo responder estas dos preguntas con una sola respuesta:


Tailandia ha logrado controlar el brote de COVID-19 gracias a su cultura: saludarse a distancia, entrar a las casas descalzos, usar mascaras (sobre todo por la constante contaminación del aire), por mencionar solo algunos hábitos. estas son costumbres que ya eran parte de la vida diaria de los nacionales.

Medidas para controlar el brote


Vemos en todo el mundo países entrando en cuarentena total, nadie sale de sus casas, y aun así, las cifras no se detienen.

Curiosamente Tailandia no obligo a nadie a permanecer en sus casas y en general estableció un toque de queda muy suave (desde las 23:00 horas hasta las 4:00 horas), cerro todos los lugares de entretenimiento y simplemente recomendó quedarse en casa, el teletrabajo, cerro todas sus fronteras, aplicó la ley seca, entre otras medidas poco estrictas. 

Situación en números


Con esas pequeñas medidas y las recomendaciones, las cifras comenzaron a bajar lentamente hasta lograr lo que tenemos hoy (véase la fecha de publicación de este articulo), el promedio de nuevos infectados por días es de 1 a 10 personas y el total apenas es de poco más de 3,000 infectados confirmados y No ha llegado a 60 muertes, a la fecha.

Tomemos en cuenta que Tailandia tiene una población de más de 60 millones de personas y que fue uno de los primeros países en registrar personas infectadas, por lo que las cifras arriba mencionadas son bastante bajas en comparación a otros países a los que el tardo más en llegar.  

Esto lo podemos comprobar visitando hospitales porque no están desbordados, el sistema de salud no ha colapsado, la pandemia está aparentemente controlada. Sin embargo, Tailandia ha empezado reabrir sus comercios, con cautela y despacio, pero esto podría repuntar las cifras nuevamente como ha pasado en otros países. 

¿Qué viene?


Eso no lo sabemos, solo nos toca esperar que los gobiernos tomen la mejor decisión en pro de su gente y tomar todas las precauciones necesarias. 

El COVID-19 mata, esta pandemia es un tema muy serio que nos compete a todos. Recuerda, la vida es primero y debe estar por encima de cualquier interés económico o político.