China e India pasan por uno de los momentos más tensos de su historia. Una frontera llamada Línea de Control Actual (LAC), ha sido el escenario de múltiples conflictos durante décadas. ¿Por qué LAC ha provocado tantos enfrentamientos entre ambas potencias?    

Dos potencias nucleares, dos de los países más poblados del mundo, dos potencias con grandes ejércitos, dos países con importantes avances tecnológicos y divididos por una frontera de más de 3.440 kilómetros de largo y llena de lugares inaccesibles, entre ríos, picos nevados y lagos.   

Según el BancoMundial, en 2019 la población de India era de 1,366 mil millones y la de China era de 1,398 mil millones de habitantes.

Lo primero que debemos tener claro antes de hablar de conflictos y tensiones, es la raíz de la disputa.

¿Qué es la Línea de Control Actual y por qué es importante para entender en el conflicto actual entre China e India?

Es una frontera de facto entre China e India. Ha sido el motivo de conflictos desde 1962, año en el cual se acordó informalmente que esta sería la línea fronteriza.

El 20 de octubre de 1962 el ejercito chino invadió territorio indio, tanto en el extremo oriental, como en el occidental.

Este enfrentamiento se dio debido a que China no reconocía las fronteras diseñadas durante la colonia británica.  

Luego de que el ejército chino demostró su superioridad, el 21 de noviembre de ese mismo año, el entonces Primer Ministro Zhou Enlai, ordenó el alto al fuego y en ese momento se acordó la frontera.

India sufrió una humillante derrota y Pekín se hiso del control del área de Aksai Chin, en la parte occidental de la frontera, situada en la región de Cachemira, la cual es aún reclamada por India. 


Dicha zona es considerada estratégica por Pekín porque conecta la Provincia de Xinjiang con el occidente del Tíbet.

LAC fue oficialmente reconocida en un Acuerdo Bilateral en 1993, sin embargo, LAC es una frontera mal definida debido a su topografía.

Esta línea fronteriza atraviesa zonas de tan difícil acceso e inhabitables como las montañas del Himalaya.

No existe un mapa oficial de dominio público que representa la LAC.

Esta línea sigue siendo la fuente de desacuerdos entre China e India, desacuerdos sobre dónde se sitúa exactamente en sus diferentes puntos.   

A lo largo de esta ambigua frontera, China también se ha tomado el estado indio de Arunachal Pradesh.

Crisis en 2020

La crisis escaló.

El Ejército indio denunció que al menos 20 soldados fallecieron en un nuevo conflicto y que también hubo heridos en el lado chino.

Se trata de las primeras muertes registradas en más de cuatro décadas del enquistado conflicto en la frontera compartida entre ambos países, en la región de Cachemira.

Según el gobierno indio, el conflicto se produjo en la noche del lunes 15 de junio, en el valle Galwan, situado en la región de Aksai Chin, que forma parte de la frontera occidental común.

Las autoridades indias señalaron que se produjo un enfrentamiento violento como resultado de un intento de la parte china de cambiar de forma unilateral el statu quo en la zona.

La Cancillería india culpa a China de incumplir con el acuerdo alcanzado en junio de 2020, respecto a la LAC en el valle Galwan.

Pekín, por su parte, acusó a India de cruzar la frontera hacia el lado chino.

¿Qué acciones provocaron el actual aumento de las tensiones?

Las tensiones más recientes entre estos dos gigantes, se debe a las construcciones de infraestructuras que ambas partes han estado levantando a lo largo de la LAC.

Primero, China empezó a construir carreteras y otros tipos de infraestructuras en la región de Xinjiang, con el fin de facilitar el acceso, esta zona es considerada estratégica para Pekín por su buena conexión con el occidente del Tíbet.

Posteriormente India, bajo el gobierno de Narendra Modi, comenzó a construir decenas de carreteras a lo largo de la LAC, aeródromos e infraestructura en general para mejorar la conectividad a las zonas más remotas.

Entre esas carreteras destacan dos, una de ellas de decenas de kilómetros, que se ha vuelto un foco de tensión, y otra que da acceso al valle de Galwan, donde ocurrió el último conflicto.

Las construcciones de India han causado la molestia de Pekín, ya que amplían la capacidad de Nueva Delhi de desplegar tropas y material de forma rápida en caso de conflicto.   

Parte de las tensiones y molestias de ambos gobiernos, se debe a que la LAC es tan inestable, es tan variable, que ambas se acusan de construir en territorio soberano de su contraparte.

Pero, las construcciones no son las únicas fuentes de tensiones entre China e India. 

Otras fuentes de tensiones entre China e India

China y Pakistán son aliados de larga data, alianza de la cual desconfía India, ya que acusa a China de ayudar a Pakistán a obtener tecnología nuclear y de misiles.

China a invertido 60,000 millones de dólares en infraestructura pakistaní como parte del corredor económico China-Pakistán, que forma parte de la ruta de la seda, y que pasan por zonas de Cachemira que India reclama.

Esta carretera llega al puerto de Gwasar en Pakistán, el cual le da acceso a China al Mar Arábigo, con lo cual China podría fortalecer sus operaciones navales en ese mar.  


Mar que comparte Pakistán con gran parte de India.

Con el Tíbet hay también un foco de tensión

China desconfía de la relación entre India y el Dalái Lama, el líder espiritual tibetano, quien huyó a India tras el fallido levantamiento popular de 1959 en Tíbet.

Por otro lado, para China, India es un aliado de los Estados Unidos de América, por lo que en cualquier momento de alto conflicto, los EE.UU junto con Japón y Australia podrían intervenir en apoyo a India.

Otro foco de tensión fue la decisión de Nueva Delhi de modificar algunas normativas para prohibir que las compañías chinas puedan apropiarse de empresas indias en quiebra debido a la pandemia.

No podemos olvidar las tensiones a raíz de la decisión de Nueva Delhi de derogar la autonomía de la disputada Cachemira, que provocó que dicho estado se separara en dos territorios, uno el de Jammu y Cachemira, y el otro de Ladakh, este últmo bajo el control directo del gobierno indio central.  

China vio esta última medida como una amenaza, ya que Ladakh es parcialmente reclamada por Pekín. 

¿Qué tensiones anteriores ha habido?


  • 1962: la guerra por la disputa fronteriza.

  • 1967: diversos soldados chinos e indios murieron en Nathu en un enfrentamiento. Diversas fuentes sitúan el número de fallecidos en cientos. Ambos países difieren sobre la cifra total.

  • 1975: una patrulla india sufrió un ataque por parte de tropas chinas en un punto de LAC, en la región india de Arunachal Pradesh (reclamada también por Pekín). Cuatro personas murieron.

  • 2017: La construcción de una carretera por parte de China provocó un enfrentamiento de 73 días en 2017, en un punto fronterizo entre India, China y Bután

Tras el último gran incidente de 2017, Modi y el presidente chino, Xi Jinping, mantuvieron dos cumbres informales para hablar de sus diferencias.


¿Qué se espera para el futuro de las relaciones entre India y China?

China e India en 2020 celebran el 70 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países y acordaron que una resolución temprana contribuiría al desarrollo adicional de la relación.

Según las cancillerías de India y China, las dos partes han estado en comunicación por los canales políticos, militares y diplomáticos para resolver la situación y garantizar la paz y la tranquilidad en las zonas fronterizas. A ninguna de las partes les conviene un conflicto armado.

El 10 de julio de 2020, el Director General del Departamento de Asuntos Fronterizos y Oceánicos del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hong Liang, y el Secretario Conjunto de la División de Asia Oriental del Ministerio de Asuntos Exteriores, Naveen Srivastava, de India, celebraron la 16ª Reunión de Mecanismo de trabajo de consulta y coordinación sobre asuntos fronterizos China-India.

Las dos partes mantuvieron intercambios de opiniones sinceras y profundas sobre la situación reciente en las zonas fronterizas de los dos países, y lograron avances positivos en la relajación de la situación regional.

Acordaron continuar manteniendo el diálogo y la comunicación a través de los canales militares y diplomáticos, enfriar aún más la situación, mejorar y fortalecer las medidas de fomento de la confianza en las zonas fronterizas.

China como India tienen un interés real de priorizar la recuperación económica y evitar una escalada militar, opina por su parte Pratyush Rao, Director Asociado del Sureste Asiático de la Consultora Control Risks.

India y China han aumentado su cooperación. El comercio bilateral aumentó 67 veces entre 1998 y 2012. China es el mayor socio comercial en bienes de India.

Los estudiantes indios han ido en masa a las universidades chinas y ambas naciones han celebrado maniobras conjuntas.

Fuentes de este artículo: BBC Mundo, páginas web oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China y del Ministerio de Asuntos Exteriores de India.