Por:Alexander Cuevas, estudiante de relaciones internacionales de la Universidad de Panamá.

La diplomacia resulta ser un concepto complejo de asimilar. En  el ámbito  de las  Relaciones  Internacionales actualmente podemos  visualizar diversas formas de  interacción, entre los  países, cuyos  orígenes se  les otorga,  al surgimiento  inmediato  de fenómenos  internacionales,  sin  embargo estos vínculos no  siempre  son de carácter  estatal, por lo  tanto  es  un error  describirlos como parte del  ejercicio  diplomático, con seguridad  podemos decir  que los sujetos del  Derecho  Internacional, tales como:  Los  Estados y Organismos Internacionales, que por  su  naturaleza constitutiva, reciben derechos  y obligaciones directas, del conjunto  de normas, que  regulan este factor, si  se pueden incluir  como  partes  del  desarrollo  diplomático.


¿Qué es la Diplomacia?




Fuente: Imagen tomada de  noticias  UNSAM.

Según el diccionario  de  Derecho  Internacional  y Diplomacia, Melquiades  J. Gamboa, dice lo  siguiente: 

“Es la  ciencia  o  práctica  de  conducir  las negociaciones entre las  naciones." (Gamboa, 1966. Pág.87)

Para iniciar  esta recopilación, también debemos  presentar el sentido técnico de su definición, en consecuencia  tomaremos los  dos  elementos,  que nos señala  Philippe Cahier:

 “1- La Diplomacia se sitúa en  el  plano  de  las   Relaciones  Internacionales, ya que  los Estados, ante la  necesidad de entrar en contacto los unos con los  otros, requieren imprimir coherencia, a la dirección  de  sus  asuntos  exteriores; la   expresión de  esta  conducta exterior es la diplomacia. 2- La idea de la negociación, es porque los Estados, tienen al mismo tiempo intereses divergentes entre sí”. (Ismael M.Pino, 1996, Pág.19). 

En cuanto al elemento de la  negociación, esta se  percibe  como  un instrumento,  para  desarrollar la  diplomacia,  por  consiguiente, se busca la  solución pacífica de   conflictos y mantener  la  buena  convivencia  en la  sociedad  internacional. (Cfr.Ismael M.Pino, 1996)

Dicho lo anterior, damos   inicio  al  recuento  históricos que  hemos preparado,  para   destacar  los  momentos relevantes del  origen  y  evolución de  este concepto, desde  esta perspectiva, abordaremos el tránsito de la  ciencia como tal  y los  cambios que ha ido adaptando con el  paso del  tiempo. Los periodos que  vamos a  exponer son los  siguientes:

     1 La  Antigüedad

     2.Edad Media  

     3. Congreso  de  Viena

     4. La Diplomacia Contemporánea

1. En la Antigüedad

La  diplomacia surge como  una  sección de los  imperios,  misma que se  encargaba, del  manejo  de las negociaciones, con sus  partes  rivales,  durante esta época, prevalecía  el interés  del  soberano en las  acciones de  su  representante, al cual  se le daba un trato  especial a diferencia  de los  guerreros que  eran  capturados  en  territotorio  extranjero, que por su  condición pasaban a ser sumisos del gobierno que los  retenía.

 “En el antiguo Egipto se mantenían diversos contactos diplomáticos, a la vez que se observaban cuidadosamente los tratados. Uno  de los tratados    de Paz    y  Alianza  más  antiguo  fue celebrado   por  Ramsés  II con el  Rey  Katusil III, de Kheta  en 1277 a.C.” (Ismael M. Pino, 1996 Pág.64)

Este documento representó, el  primer  paso  de  negociación, entre dos gobiernos,  por  esta  razón, se  toma  como referencia del primer  tratado que  se  logra  a través  de la  diplomacia, donde se emplea una  serie  de  estrategias para  su   negociación, aquí se estableció  una  alianza  defensiva, que comprendía  una  ayuda  mutua contra  los enemigos,  también  se estableció   la  renuncia  de ambos soberanos, a  los  proyectos  de  conquista  recíproca de  sus  territorios. Es tangible, que los primeros  pasos  de la  diplomacia, fueron  a  favor de alianzas que  permitirieran protegerse y  a su  vez  enfrentar ejercitos  enemigos,  es así, que podemos  ver el  primer guiño  de  cooperación. ( Cfr. Aréchaga, 1958, Pág.8)




Fuente: Tratado  de Paz Egipcio Hitita, imagen tomada de  Egito al  Descubierto.

En la India, las  leyes  de  Manú  del siglo V  a.C, estipulaban  que  el  embajador, tenía el  deber  de  descubrir los propósitos  del  soberano  extranjero, utilizando los  medios  que  fuesen necesario. Aquí  se  establecen las  primeras  cualidades  de un embajador, entre esas estaban: la  buenas  maneras de relacionarse, buena  memoria, la intrepidez y la  elocuencia. Naturalmente en India, se  desarrolló  un  sistema de principados independientes, entre los que  predominó un  espíritu  de lucha constante, por esta  razón se  otorgaba una    gran  importancia   a  la concertación de  alianzas. Con el  ejemplo  anterior podemos  mencionar que  China, también  constituyó  un principado, con las características de que  este  no  estaba  tan  unificado y era más relativo al sistema mediaval  que tuvo la región de occidente. (Cfr.Aréchaga, 1958)

Mientras tanto, los griegos desarrollaron una política internacional, basada  en  combinaciones de equilibrio, pactos  secretos, tratados, intervenciones  y hegemonías. En la  antigua Grecia, se podían discernir, las primeras  instituciones  de  un  derecho de gentes, dicha norma, permitía  participar  a los extranjeros que tenían tratos con Roma y sus ciudadanos, bastante  rudimentario, pero a partir de eso, surge el arbitraje como  método  de  solución para los  conflictos, siendo  así, un  paso  que estableció,  negociadores  un  tanto  preparado, para  abordar  sus  respectivos intereses a  fin de llegar a  soluciones pacíficas. (Cfr.Aréchaga, 1958)

Debemos destacar, que la diplomacia en la antigüedad, se  basó  principalmente  en  el  principio  de la  subordinación, a este reglamento, eran  sometidos,  aquellos  gobiernos que  eran  derrotados  durante las  batallas, por lo tanto, se  podía apreciar  una  pentarquía,  en la que  estaban los imperios: Asiros,  Babilónicos, Pérsicos, Egipcios y Romano, mismos que representaban un mando  único en este periodo. Cabe resaltar que el papel diplomático, era realizado por  Heraldos, a  los  cuales  se les  otorgaba un trato  especial como  parte  del respeto que ofrecía  el soberano receptor.

2. La Edad Media

Así como en la  antigüedad, era  frencuente ver a la  figura  del Heraldo, representando los   intereses del monarca,  en  esta etapa  es relevante  la  figura  del “Apocrisiario”  cuyo oficio se  registra como  el antecedente de las misiones diplomáticas  permanentes, que posteriormente fue  conocido como; el nuncio apostólico y su función era, representar a  la  Santa Sede, ante el  Bizancio  y  los Reyes  Francos. 


Fuente: Nuncio Apostólico en la Edad Media, Imagen  tomada  de Historia  Universal.

La relevancia del nuncio apostólico, inició con la reconstrucción de tradiciones  jurídicas y  diplomáticas, mismas que  habían quedado en el caos, al disintegrarse el Imperio  Romano, a consecuencia de las  invasiones por parte de los  bárbaros en el  siglo IV.  Después, a partir  del  Siglo  V, el  papado comenzó  a ejercer una  especie  de  hegemonía sobre los príncipes, en  este tiempo, la  Iglesia  ejercía,  el  derecho,  de Coronar a los Soberanos  y dio  así investidura a  Carlomagno   y a  otros príncipes  del  Imperio Romano. (Cfr.Daniel Antokolezt, 1948, Pág.48).

En  este  tiempo, la  Iglesia era  mediadora y  árbitro, establecía  treguas, fijaba  fronteras  y otorgaba comisiones  para  nuevos  descubrimientos,  (El Papa y el  Emperador)  eran  las  figuras principales  de los  gobiernos, pero el emperador no  podía  ejercer  jurisdición  directa  sobre los cristianos. Era  una labor que  se realizaba por ambos líderes, tanto  a lo interno como  en las  relaciones  con  otros gobiernos. (Cfr. Ismael Pino, 1996)

Para el  periódo de la baja edad media, surgen las misiones diplomáticas permanentes, específicamente, en el siglo XIII, en las Ciudades-Estados de  Italia y especialmente se atribuye  este acontecimiento a  Venecia,  donde  ellos  toman la iniciativa  de  establecer este  tipo relación con la  ciudad de  Roma  y Constantinopla, a partir de  aquí, se empieza  a utilizar el término  “ Embaxador” para  los  encargados  de la  representación y surgen los auténticos diplomáticos, bajo un  reglamento  minucioso  de sus  funciones. (Cfr. Ismael Pino, 1996)

La primera reglamentación del Servicio Diplomático, se llevó  a  cabo en el siglo XIII mediante los  decretos de  1268, 1288 y 1296, cuyos documentos, organizaban la carrera  diplomática en Venecia, entre sus cláusulas, estaban los requisitos de las  cartas credenciales y el  lenguaje en clave.  Para el  Siglo  XV, Italia también tenía representaciones permanentes  en  Alemania, Inglaterra, España y Francia. (Cfr. Daniel Antokolezt, 1948)

Dentro de las  características de  la  diplomacia, para  esta época  se  pueden  distinguir  cuatro de ellas.  1-) Las  reglas son imprecisas, respecto a  la actividad diplomática. 2-) El representante diplomático, representaba  más a  su  soberano que  a su nación. 3-) No podía hablarse  estrictamente  de una  carrera diplomática, los  embajadores eran  escogidos  entre magistrados  y comerciantes  destacados. 4-) El  diplomático se  convierte en  fuente  de  información  y participa en el  mantenimiento  del  equilibrio, pero  al mismo  tiempo,  es  fuente  de intriga y espionaje, cuya  actitud,  generaba  desconfianza  en los  Estados  receptores. (Cfr. Ismael Pino, 1996)


3. Congreso de Viena

El Congreso de Viena es un punto de referencia  importante  en el   desarrollo moderno de la   diplomacia con las  guerras  napoleónicas  surgen dos  grandes diplomáticos, Charles Maurice de Talleyrand y  Klemens von Metternich. Con la amplificación de las  fronteras  francesas de Napoleón, se rompió el  equilibrio europeo, mismo que fue  restaurado posterior a  la Batalla de Waterloo, por  el  congreso  de  Viena en 1815. (Cfr.Ismael Pino, 1996)

Fuente: Acta del Congreso de Viena, Imagen Tomada  de historyancient.

La  doctrina  de  legitimidad,  fue  reemplazada por el principio de la  estructuración  de la  comunidad  internacional, ésta concepción, alteró la geografía política  de Europa, convirtiéndose  en   un  sistema  de la  consulta colectiva, para  deliberar en conjunto los intereses de  Europa  mediante negociaciones  directas, que luego eran celebradas entre los soberanos o sus ministros  responsables. (Cfr.Ismael Pino, 1996)

Durante este tiempo la diplomacia tuvo  seis  características, que la  convirtieron en la  época  de oro para la profesión: 1-) Los diplomáticos  se  convirtieron  en representantes  de un Estado y no de  sus  Soberanos. 2-) Los miembros  de  las  misiones  diplomáticas  empiezan  a formar parte  de la  administración  Pública. 3-) Las grandes  reglas  del  Derecho  Diplomático,   relativas  a la  etiqueta, precedencia, jerarquía, privilegios e inmunidades   quedan  fijadas  en sus líneas  generales. 4-) La misiones  de espionaje  tienden  a  desaparecer y  cada vez es más  importante la  labor del  jefe  de misión  como promotor  de la  cooperación internacional. 5-) La diplomacia  comienza a  ser  ejecutada solo  por  profesionales diplomáticos. 6-) La  diplomacia  siendo secreta se  llevaba  a  cabo esencialmente entre los gobiernos. (Cfr.Ismael Pino, 1996).


4. Diplomacia Contemporánea

Este  periódo inicia,  posterior a la firma  del  Tratado de  Versalles en  (1919), es  aquí donde  vemos  nacer una  nueva fase  de la diplomacia porque a partir de esta fecha, se reemplantea  la  transición de la denominada  diplomacia secreta a   la  diplomacia abierta, con lo que se buscaba  hacer transparente  las relaciones diplomáticas.

En los cartorce puntos del presidente: Woodrow Wilson,  se  trató de  reformar esta  estructura, luego de esto, empiezan  a surgir nuevos intereses por parte de los Estados, en cuyos  casos, se establece el desarrollo de estos temas en organismos  especializados.










Fuente: Diplomacia contemporánea. Imagen tomada de  USIL.edu.

Frente  a un  sistema  internacional interdependiente,  surge un paradigma en  la  diplomacia y pasa de cuestiones  políticas y estratégicas a ser más relativa con la  economía y  el comercio. Con  el  surgimiento  de  la  diplomacia abierta, la  negociación se convierte  en una herramienta esencial, que  conlleva profesionales con una  adecuada  preparación, tiempo suficiente, habilidad, conocimiento, paciencia  y  experiencia (Cfr.Harold Nicolson, 1939)  

Como ejemplos de diplomacia vigentes podemos  señalar:

1- La Diplomacia en la Cumbre: Es aquella que  se  realiza, directamente  por los máximos  órganos estatales  de la política exterior, es decir:  (Jefes de Estados y Ministros  de  Asuntos Exteriores)

2- La Diplomacia“Ad Hoc”: Se caracteriza por ser temporal y excepcional.

3- La Diplomacia Permanente: Es la que se desarrolla entre los Estados miembros de organismos internacionales. 

Concluimos  que actualmente,  frente  a  un  mundo  cada vez más  interdependiente, la  diplomacia corresponde  mayormente  a  la  integración  y cooperación entre los  Estados, en  consecuencia,   la  confección de la política  exterior en  sus  grandes  lineamientos, es propio de  la parte ejecutiva  del  Estado, mientras que la  negociación y ejecución de la misma corresponde al profesional diplomático.


Escrito por: Alexander Cuevas, Estudiante de Relaciones Internacionales, Universidad de Panamá.


Bibliografía

Antokolezt, D. (1948). Tratado Teórico y Práctico de Derecho Diplomático y Consular. Buenos Aires: Editorial Ideas.

Aréchaga, E. J. (1958). Derecho Constitucional de la Naciones Unidas. Madrid: Escuela de Funcionarios Internacionales.

Gamboa, M. J. (1966). Diccionario de Derecho Internacional y Diplomacia. Nueva York: Oceana Publication, Inc.

Nicolson, H. (1939). La Diplomacia. Londres.

Pino, I. M. (1996). La Diplomacia. México: Secretaría de Relaciones Exteriores (S.R.E).