Entrevista realizada a la Licenciada Xiomara Pérez, Diplomática de Carrera, Periodista y Maestra de yoga, quien acaba de cumplir 50 años de labor en el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá.


La Lcda. Pérez en su Despacho, donde funge como Subdirectora de Protocolo y Ceremonial del Estado

Hoy hace 5 décadas salía hacia nuestra Embajada en Londres. Así comenzó este largo andar...Periodismo y Diplomacia marcaron mi vida en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Testigo de una parte importante de la historia de nuestro país, llevo en mí, memorias y vivencias increíbles.  En este continuo andar he intentado dar de mi lo mejor que sé. Amo lo que hago y vuelvo la mirada hacia atrás y lo veo como un hermoso cuento, porque la vida lo es... Una historia llena de prana, de amor, de compasión. Un cuento que relata nuestro caminar, con encuentros y desencuentros, lo que nos da la experiencia.
 

INICIOS EN EL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES

Ahora que se termina el mes de junio del 2021, puedo ya volver la vista atrás, para recordar que llegué al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá (MIRE) el 8 de junio de 1971. Y mi primer nombramiento fue como Secretaria Administrativa, en la Dirección de Traducción y Cifras. Allí me desempeñé durante un año como traductora. Un día el traductor oficial, Tony Ternes de Reuter, estaba hospitalizado y el Canciller Tack necesitó un traductor de francés y me mandaron a llamar.

Ese día creo que comprendí que me gustaba escribir y que estudiaría para ser intérprete. Pero, un día dos meses después, todo cambió…Me llamaron del Despacho para otra entrevista y, al finalizar la misma, el Canciller Tack me preguntó si mi inglés era tan bueno como el francés y le contesté que lo iba a afianzar, que lo entendía bien pero no lo hablaba con fluidez. A partir de allí comenzó un camino que no esperaba: se abrían las puertas al mundo diplomático.

Unos días más tarde, me citan al Despacho. El Ministro Tack quería hablarme. Pensé que era otra reunión en la que debía traducir. Pero no, era para comunicarme que en Londres había fallecido una funcionaria y que me trasladarían a remplazarla. Con los ojos muy abiertos y el corazón agradecido era la mejor manera de trabajar y afianzar el inglés. Dos meses después estaba tomando el avión para Gran Bretaña.

"Felicidades querida Xiomara, diplomática excepcional y amiga entrañable. Admiré tu liderazgo en Madrid en la creación de la Asociación de Agregados de prensa de America Latina en 1992, cuando celebramos y reflexionamos el reencuentro de dos mundos. Admiro tu inteligencia, tu integridad, tu afán incansable por siempre aprender y por tu alegría que nos contagia.  Un abrazo enorme."
Adriana Gomez Bco Mundial

El ballet Nacional visita la Embajada de Panamá en España, en los años 80, bajo la administración de la Dra. Berta Torrijos de Arosemena

EN QUÉ EMBAJADAS TRABAJÓ Y ANECDOTAS EN ELLAS

Debo iniciar este largo andar con mi llegada a Londres, donde el Embajador Dr Alberto Bissot (QDEP) y su esposa Dña. Cecilia, me acogieron en su casa, era el año 1973. Fue una época de gran aprendizaje. Dos años después, 1975, fui trasladada a Madrid como Agregada, con el Embajador Moises Torrijos Herrera (QDEP). Allí estaban colegas como Jacinto Rivera, Víctor Bocanegra, Aida Alba, grandes maestros para una persona con ganas de aprender. Trabajaba de día y estudiaba Periodismo en el turno de tarde-noche.

5 años después terminé la carrera de Ciencias de la Información, con especialidad en Periodismo. En mis vacaciones realizaba las prácticas obligatorias que nos exigía la Universidad tanto en España como en Panama (Radio Nacional, la Estrella de Panama y TV2 con Mario Velázquez, Diana Arosemena y Luz Nolly). En Madrid realicé mis primeros pinitos en la Agencia de noticias EFE y en Radio Televisión Española (RTV), donde después tomé un curso de especialización en Radio y TV y otra en Periodismo. De hecho, desde Madrid, con el visto bueno del Dr. Royo se hacía el BIEPE (Boletín Informativo de la Embajada de Panamá en España) que se distribuía en todas nuestras Embajadas en Europa…eran otros tiempos...no había internet… y trabajábamos con recortes de prensa que nos enviaban a Madrid.
Xiomara Pérez es una de las personas más inteligentes, cultas y resolutivas que conocí en mi vida y la conozco desde jovencita, a su paso por la embajada de Panamá en Madrid, pero ya formada intelectualmente en Suiza, con total dominio del francés y del inglés y el complemente perfecto de su español-panameño, que ella canta en vez de hablar o que habla cantando, por lo que hablar con ella se convierte en una fiesta.

En sus años de Madrid se interesó por todo: por la música clásica en el Teatro Real; por la cultura, la poesía y el periodismo, junto a su compañero de embajada, el culto diplomático, poeta y periodista panameño Roque Javier Laurenza.

En Madrid se hizo periodista e hizo, al mismo tiempo, una legión de amigos periodistas, que conserva hasta hoy. Afortunadamente, yo entre ellos.

Acompañó como aventurera y periodista al gran aventurero y periodista Miguel de la Cuadra Salcedo en sus viajes americanos de la Ruta Quetzal y se contagió de la pasión latinoamericana.

Después enriqueció con todo ese bagaje las embajadas panameñas de Canadá, México, Vietnam, donde se hizo maestra del yoga que hoy imparte. Y -ya como Embajadora- al Haití de todas las crisis.

Me consta personalmente que Omar Torrijos le tenía gran afecto. También me consta que ella le corresponde con fidelidad.

Hoy enriquece con medio siglo de cultura, experiencia y elegancia a su Ministerio de Relaciones Exteriores.
Les felicitaciones muy cordialmente a ambos.
Zoilo G. Martínez de Vega
Periodista.

foto histórica - 1975- del día en que OTorrijos y Felipe González se conocen. 

"De ese encuentro, y muchos más posteriores, salió el apoyo que el ex Presidente González dio a OT en su búsqueda del apoyo de los mandatarios para la firma de los tratados de 1977, que nos devolvieron la plena soberanía sobre el Canal".

A lo largo de dos décadas, tuve una grandísima suerte al trabajar con 9 Embajadores que se sucedieron en aquellos años (1975-88) y de 1990 al 97. Con todos me siento muy agradecida, cada maestro trae su libro y la labor de un buen funcionario diplomático es saber adaptarse a los vientos de cambio, esos que se suceden con los movimientos que tenemos cada Jefe con los que nos toque laborar. Fueron muchos años en los que trabajé, primero como Agregada y luego como Consejera de Prensa en España.
El Embajador Aristides Royo presenta Credenciales en el Palacio Real de Madrid


Aprendí mucho, estudié mucho y superé grandes obstáculos. Me siento agradecida a mis grandes maestros, en periodismo el Embajador Moisés Torrijos, en cultura el Embajador Jaime Ingram, en Educación Doña Berta Torrijos, en Derecho y Ciencia Política al Dr Royo de quien aprendíamos cada día, dada su preparación y notoria memoria y su disposición a enseñar. Cada Jefe le imprimía un toque ya fuera político, económico, cultural y de cada uno nos empapábamos. Recuerdo que, con Don Monchi, hermano del General Omar Torrijos y con el Embajador Adames ex Presidente del partido panameñista, podíamos pasar tardes escuchando sus anécdotas acerca de la historia política de comienzos del siglo pasado de nuestro país. Con el Doctor Royo temblábamos cuando nos citaba en la sala de reuniones para hablar de fechas que marcaron la historia de nuestro país… Vamos a ver -nos decía- qué fecha celebramos hoy? Ay del que no supiera…, corría el riesgo de que le dieran un buen jalón de orejas, por lo que nos hizo retomar los libros de historia de nuestro país, algo de gran importancia para ser un buen funcionario diplomático: conocer y sentirse orgulloso de sus raíces conociendo su historia.

Siento que he sido afortunada. El destino tenía grandes sorpresas, me tocó acompañar a muchas Delegaciones oficiales, en las que fui testigo de importantes pasajes históricos que quedarán plasmados en un par de capítulo de El Lado oscuro de la Luna. Siendo periodista, en aquellos años 70 y 80, me tocaba cubrir la llegada y salida de personajes importantes y cuando miro el baúl de los recuerdos, encuentro fotos de momentos interesantes de los 5 lustros andando caminos.

No pude dejar de recordar a Carlos Ozores Typaldos, ex Viceministro de Relaciones Exteriores, ex Embajador y a un gran amigo. Ni tampoco puedo de rendir homenaje a un hombre -casi padre- que nos guió a varios colegas por la ruta del amor a las letras: Don Roque Javier Laurenza, un diplomático por excelencia y literato que nos marcó para bien a todos los que trabajamos con él. Asimismo, no puedo dejar de recordar a José Rodrigo de la Rosa, compañero y amigo, a quien le debo un gracias en mayúsculas ya que, gracias a él, me estudié Relaciones Internacionales. Esa es una anécdota larga, que os contaré. Empezó por una disputa en la que me dijo él era de la Carrera y yo sólo una Periodista. Me enfadé y le prometí que estudiaría y que en el camino nos volveríamos a encontrar. Así fue, y le demostré mi agradecimiento. Es bueno, cuando finalizas etapas y cierras ciclos quedarnos con lo mejor, lo negativo nos hace crecer, así que agradezco hoy a todos los Embajadores y colegas de los que aprendí, con los que me enfadé por algún motivo, con los que lloré, reí, y con los que me he cruzado en este largo camino. A todos, hasta la tumba, agradeceré su apoyo, consejos y recomendaciones, que me motivaba siempre a seguir estudiando y fortaleciendo conocimientos.

Con el correr de los años comprendí que estas las dos carreras que estudié: Prensa y RRII están casadas, sin divorcio a la vista 😊… Para realizar un buen trabajo en nuestra labor diplomática debemos aprender cómo utilizar los medios de comunicación para proyectar la imagen del país. He sido y seré una persona ávida de aprender. En el deseo de aprender, me inscribí en cuanto curso llegaba a mis manos y realicé estudios de diversa índole, como el Diplomado en la Sociedad de Estudios Internacionales, Diplomado en Ciencia Política Pura en el Instituto del Senado y varios cursos de la Unión Europea, de Protocolo, de Historia de Iberoamérica, y hasta uno de criminología.

Esa actitud me ayudo a estudiar y estar permanentemente preparada y al día para las visitas y eventos oficiales que tenía que cubrir como Consejera Política y de Prensa. Aprendí otros idiomas, algo que les aconsejo. Da muchas satisfacciones y nos ayuda a realizar un mejor trabajo. A mi sobre todo, hablar varios idiomas me ayudó a desenvolverme mejor para cubrir viajes y reuniones de nuestros Mandatarios y Ministros en sus periplos por Europa.

Tengo fotos históricas, una de ellas, por ejemplo, donde soy testigo del primer encuentro del General Omar Torrijos con Felipe Gonzalez, en aquel momento Secretario del Partido Socialista Obrero Español , fotos en el desierto del Sahara durante la famosa marcha verde, fotos con Arafat, con Garcia Márquez, con Presidentes y Ministros tomadas a lo largo de estos años. Muchas anécdotas para el libro que escribo, que no termina nunca porque creo no será uno sino varios…soy una story teller, una contadora de cuentos y he de terminar de poner en orden ideas, pues historias son muchas. España, casi 24 años fue toda una experiencia y, cuando me regresé a Cancillería, me vine con las maletas llenas de vivencias y conocimientos.





"Aniversario de oro! Que espero haya sido reconocido y muy celebrado! Felicidades, Embajadora, y !Gracias! porque tu historia es también la de nuestra diplomacia. La de todos los panameños."
María Luisa Navarro

¿CÓMO FUE SU REGRESO A PANAMÁ DESPUÉS DE TANTOS AÑOS FUERA?

Regresé de España a Cancillería a fines del año 1996, gracias a una entrevista sostenida con el Dr Marcel Salamín, Viceministro en ese momento, quien me dio el impulso que necesitaba para volver a Panamá. Este es un tema significativo a abordar: la importancia de la rotación de los diplomáticos. Es la única forma de que no nos quedernos estancados en un solo sitio. Rotar nos ofrece la posibilidad de crecer siempre. Regresar a casa a volver a nutrirte de tus raíces.

De vuelta al Ministerio, trabajé como Jefe de Despacho del Viceministro. En 1998 me asignan las funciones de Ministra Consejera en nuestra Embajada en México, con el Embajador Nils Castro primero, y después con el Lcdo. Dionisio De Gracia. Reuniones, cumbres, mucho aprendí en este periodo.

Posteriormente fui trasladada con el mismo rango a nuestra Embajada en Canadá, donde en principio iba por un año y terminé 6 años con dos Embajadoras: Marianela Díaz y Romy Vásquez. Fueron años de mucho trabajo, que iniciaron con la llegada de la Presidenta Moscoso a Quebec, para la Cumbre de las Américas. Canadá- -2002/2006- fue una etapa profesional llena de retos, de la que aprendí muchísimo.

En el 2006 me trasladan a la Embajada en Vietnam. Tuve la oportunidad de ir a abrir nuestra Embajada en Hanoi. Mi estadía en Asia fue increíblemente hermosa, y también de gran aprendizaje pues iba por un par de años y estuve 6 con dos Jefes de Misión. En el 2012 por motivos personales solicité mi traslado y regreso a Cancillería, donde fungí primero como Asesora en Política Exterior y luego como Subdirectora de Organismos y Conferencias Internacionales.

En el 2015 me trasladan a la Oficina Comercial de Panamá en Hong Kong. Posteriormente me destinan como Embajadora en Haití.  Fueron 3 años llenos de retos, muy difícil dada la vulnerabilidad e inestabilidad de Haití. Me queda la satisfacción de haber abierto una Agenda de Cooperación que no pude concluir ya que, por la gravedad de mi Papá y su fallecimiento, solicité mi traslado y renuncié para estar más cerca de mi madre de 90 años. La muerte de un ser querido en primera línea de consanguinidad es algo que nos puede pasar a todos estando en servicio fuera del país. Ya ha sucedido con varios colegas. Es muy doloroso porque te lleva a pasar momentos tristes y duros además de difíciles para los diplomáticos.

Al regresar a Panamá, a fines del 2018, concursé para las dos subdirecciones que estaban abiertas y, después de un examen, me designan como Subdirectora de Protocolo y Ceremonial del Estado en enero 2019. Luego de la renuncia del exdirector Zúñiga, quedé como Directora Encargada por 7 meses hasta pasada la transmisión de mando y llega un nuevo Director. Hasta el momento sigo fungiendo como Subdirectora de vuelta al cargo que gané por concurso, siendo este un periodo lleno de retos y muy aleccionador.

¿Qué me depara el destino? No lo sé pero, desde ya, estoy en permanente agradecimiento por darme siempre lo que necesito y para aprender y ser mejor. Y sigo aprendiendo, y recuerdo la canción de Juan Manuel Serrat…caminante no hay camino…se hace camino al andar. Y seguimos andando.




"Q belleza tu inspiración. Me consta como has vivido tu profesión con dedicación y amor. Enhorabuena Embajadora."
Concha Bordona Agencia Efe

46 AÑOS A LA CARRERA - EN LA CARRERA

Durante muchos años, a pesar de que había terminado la Carrera de Relaciones Internacionales, yo había tomado la decisión de no concursar, salvo que fuera por méritos. Muchos me preguntan por qué y siempre contesto que fueron muchos los motivos, que en otro momento puedo explicarle.

Llevaba más de 40 años a la carrera y no en la Carrera, cuando me informan que se llevaría a cabo el concurso de méritos, en el que finalmente me registré para pasar el Concurso de Méritos para entrar a la Carrera Diplomática y Consular. Lo hice y entré finalmente en la Carrera, gracias al ex Vice Ministro Dr Salamín y a la Embajadora Delia Martinez quienes me aconsejaron que sería bueno que concursara. Y lo hice igualmente pensando que era una buena oportunidad para demostrar a las generaciones más jóvenes que si se podía. Entré a la Carrera como Consejera de Primera.

Muchos colegas piensan y así me han preguntado por qué hice el examen tan tarde, y me han llegado a decir que yo solita me degradé según ellos porque, después de haber tenido altos cargos y de haber tenido asignadas las funciones de Ministro Consejero y de Embajador, como concursé- y yo les digo que fue el mejor ejercicio que realicé en mi vida, porque habiendo ya recorrido por toda las Direcciones, siendo o no de carrera, siempre ha sido un gran honor poder servir al Estado. Y ya estando en la Carrera Diplomática y -consular con mayor razón.

Creo que fue bueno concursar y mostrar a las generaciones más jóvenes que sí se puede si cumples con los requisitos y que, definitivamente es positivo entrar en la Carrera y aportar un granito de arena buscando la unidad que nos debe llevar a trabajar unidos por y para Panamá. Lo importante es tener claridad en tus objetivos, saber quién eres y reconocer tu propia valía profesional y personal. Para que te reconozcan tienes primero que hacerlo tú, si tienes la preparación académica y la experiencia que respalde tu accionar. El reconocimiento empieza por uno mismo, eso para mí es lo más importante.

Antes a la carrera, y ahora en la Carrera, ser útil y servir de la mejor manera posible ha sido y sigue siendo mi objetivo en cada una de los cargos que, a lo largo de estos cincuenta años, se me han encomendado. No debemos olvidar que no es el traje lo que te hace mejor funcionario. Es tu preparación, tu experiencia, tu actitud, tu disciplina, tu seguridad y tu humildad los que hablaran por ti. Yo, hoy, aún después de 5 décadas sigo aprendiendo y, cuando hay algo que no sé, voy y pregunto a quien sí conozca más que yo.

Después de este periplo, de cincuenta años ininterrumpidos en Cancillería, y habiendo estado en múltiples posiciones, sin ser altiva ni presuntuosa, puedo decir que me siento felizmente satisfecha del camino recorrido y el que me quede por recorrer ya al final de este camino, donde siempre estaré dispuesta a trabajar y compartir mis experiencias y aprender de las de los demás. La vida es un camino hermoso de aprendizaje. Carpe Diem.

Entrar en la Carrera Diplomática y Consular me ha abierto y cerrado puertas, y en ese andar entre abrirlas y cerrarlas sigo aprendiendo no sólo de lo que es este camino oficial y de las personas con las que trabajo.



"Gracias, selénica periodista, diplomática, artista y yoguini, por habérmelo participado! Te felicito por tu obra multifacética llena de amor e inteligencia por todos los vivientes y por la vida misma! Y por esa frescura de tu voluntad y tu creatividad, hoy en la cumbre serena de los buenos recuerdos! También por tu belleza en esa foto juvenil y en tu foto-membrete!"
Luis Luna Federación Internacional de la Cruz Roja

   CUÁL HA SIDO LA DIRECCION DEL MIRE DONDE MÁS LE HA GUSTADO ESTAR

He recorrido casi todas las Direcciones, he trabajado en Protocolo, así como en el Despacho Superior, como Jefe de Gabinete del Viceministerio. He caminado desde abajo hasta arriba. Desde ser secretaria administrativa, hasta pasar por los cargos de Analista, Asesora, Traductora, Subdirectora en Organismos Internacionales y también trabajé en la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales, Organismos Internacionales. En todas he estado muy contenta pues, como he apuntado anteriormente, soy una eterna aprendiz. En cada Dirección o Despacho he obtenido conocimientos que me han hecho entender y tener una visión mucho más amplia e integral de la Cancillería, lo que ha hecho de mi una funcionaria que observa y actúa según la experiencia, consultando y respetando las jerarquías.

No es fácil decir en cuál Dirección me he sentido mejor. Mentiría si menciono alguna porque todas me han gustado. Cinco décadas se dicen rápido, aunque son cincuenta años…pero, como dice el dicho, trabaja en algo que te guste y nunca te aburrirás, ni sentirás que el trabajo es pesado. Todos pasamos por momentos buenos y malos, momentos de angustia y de sonrisas. El tiempo no se detiene, pasa volando y hay que aprovechar cada minuto siendo felices con lo que hacen, compartiendo, sacando tiempo para Uds. y sus familias. El conjunto de todo ello hará que cada uno se sienta realizado y con un compromiso hacia Uds. y hacia la Institución para la que trabajan.

Y ahora miro hacia atrás y siento que estos anos comenzaron ayer, porque aún sigo preparándome, aprendiendo para estar al día a fin de poder realizar un buen trabajo, con honestidad y lealtad. Para todos estoy a la orden, creo que los que estamos como yo, con un buen equipaje de conocimientos a la espalda, debemos estar prestos a compartir experiencias que puedan ser válidas para los que inician el camino. Es importante que tengan en cuenta dos palabras: aptitud y actitud. Siempre trato de ensenar los do and don’ts con el permiso que me da la experiencia, mi preparación académica y mis años de servicio. Aprovechen si están trabajando con personas ya experimentadas, aprendan como nosotros aprendemos de Uds.


"Usted siempre será recordada como gran diplomática panameña..Ha hecho  una estupenda carrera en la que ha servido con amor a su país. Enhorabuena. ... Un fuerte abrazo y mucha salud y bienestar."
ARoyo, ex Embajador en España

SUGERENCIAS?

Soy una convencida de que todos somos uno y del trabajo en equipo para llevar adelante nuestras tareas con un mayor rendimiento y compromiso. Es importante que aprendamos a convivir con una mentalidad abierta al cambio y a la integración: trabajar unidos y crecer juntos debería ser nuestro norte. 

Después de estas cinco décadas, en medio aún de la pandemia y las secuelas emocionales que nos ha traído a todos, me atrevería a sugerir a nuestras nuevas generaciones de diplomáticos: La integración es fundamental para el rendimiento laboral, en especial por las 4 generaciones que trabajamos en la institución. Si nos concientizamos unos a otros y nos ayudamos a que se dé esta integración multigeneracional, en donde todos estén contentos y se sientan comprendidos, apoyados por los directivos: el resultado laboral será excelente pues aprenderíamos a compartir la información, a apoyarnos unos a otros, a fin de que todos aprendamos juntos y nos ayudemos para hacer mejor nuestro trabajo. En Haití aprendí de un grupo de mujeres emprendedoras a las que apoyaba la siguiente frase aplicable a todo: ¨Seules nous sommes invisibles, Ensemble, nous sommes invincibles … En español: Solos, somos invisibles, juntos somos invencibles.





"Que hermoso Xiomara! Una vida que  merece nuestra admiración  incondicional!! Abrazos!"
Jaime y Nelly Ingram ex Embajador

CÓMO ERA TRABAJAR EN EL MIRE HACE 50 AÑOS Y QUÉ HA CAMBIADO DESDE 1971 AL 2021

Uyyy esa si es una pregunta que me saca una sonrisa por los recuerdos que me trae…

La manera, las formas, las herramientas del trabajo eran otras, a nosotros nos tocó trabajar con máquinas de escribir que para las nuevas generaciones son completamente desconocidas, todo demoraba, las comunicaciones eran otras. Hoy con la celeridad del ordenador, la rapidez de las nuevas tecnologías, con un solo click se consigue, o se envía una información. El trato entre las personas, de subalterno a superiores era diferente hace 50 años. Hemos dado un salto cuantitativo y cualitativo. Equilibrarlo no es fácil.

Creo que sólo el Protocolo se ha mantenido más estático, aunque ha sufrido cambios, como por ejemplo el que se ha dado con motivo de la Pandemia causada por el C19. ¨Protocolo nunca dejó de trabajar y tuvimos que adaptarnos y realizar variaciones para poder cumplir con nuestro trabajo. Por ejemplo, hemos tenido que ir adaptando el mundo virtual, por ejemplo, para la presentación de las copias de Cartas Credenciales, o las conferencias virtuales a nivel intergubernamental, a nivel interno entre nuestras Autoridades y-o con funcionarios de otros países en donde ha habido la imperiosa necesidad de gestionar en los momentos más difíciles del periodo que acabamos de vivir. Volvimos ya a abrir el compas de la presencialidad, pero el mundo nunca será igual. Es un tema para disertar con tiempo.

Xiomara Pérez es uno de nuestros más dignos ejemplos de diplomática profesional. Durante un largo, abnegado y fructífero desempeño de carrera, ha desarrollado un arte especial para hacerle amigos a Panamá entre innumerables colegas y funcionarios diplomáticos, de múltiples países, culturas e idiomas. En lo personal, como Embajador tuve la fortuna de tenerla como Consejera y ser testigo  no solo de la pulcritud y eficacia de su trabajo, sino también de su virtud de crear entornos favorables, así como de su fraternal liderazgo entre los demás colaboradores de la Misión. 
Nils Castro, ex Embajador en México 


He sido testigo de la historia y mencionar los cambios que se dieron en estas 5 décadas no es fácil por la falta de espacio y tiempo, pero los cambios que han sido grandes con un gran impacto en el mundo laboral y social, y como apunta la revista Forbes, también ha cambiado nuestra propia manera de mirar el quehacer humano.

Creo que hoy día, soy un ejemplo del cambio y de cómo debemos adaptarnos a los tiempos modernos en esta era tecnológica. Cumplo 50 años laborando y siento que estoy en un excelente momento productivo y en el que soy una eterna estudiante.




"Xiomara me sumo a todas las felicitaciones que habrás has recibido. Me siento honrada de estar presente en una etapa de esos sssin cuenta años que debes mirar con orgullo. Tu brillas y te reflejas en tus Lunas, abriendole camino al país por tu buen hacer, creando espacios de diálogos en que dabas a conocer Panamá. Felicidades por el trabajo realizado y los logros conseguidos para nuestro país."
Marianela Díaz, ExEmb en Canadá

QUÉ COMPETENCIAS DEBE TENER UN BUEN DIPLOMÁTICO

Un diplomático de carrera debe ser una persona titulada en por lo menos una carrera universitaria, que tenga las aptitudes para ejercer la diplomacia y la actitud que se requiere para las labores propias que, desde el inicio tenemos encomendadas. Preparacion, disciplina lealtad, honestidad, ser observantes y discretos son cualidades indispensables. Asi como es indispensable aprenderse las palabras cooperación y compasión y, sobre todo, que nunca falte la sonrisa, los buenos modales y un excelente sentido del humor, porque la sonrisa permanente es clave, como clave son las anteriores cualidades. Si a ello le sumamos que deben tener al menos dos idiomas mas además del español, tienen un éxito asegurado

Consejos….trabajar en equipo, con amor por lo que hacen. Estar siempre con uno o varios libros abiertos, preparándose, actualizándose. Es imprescindible tener la mente abierta a los cambios. Saber adoptare a las circunstancias es imprescindible ya que cada maestro trae su libro bajo el brazo, con lo cual debemos manejar una actitud positiva, y mantener siempre la sonrisa…. (A smile is a sign of power).


"Trabajo duro de su parte y merece de una enhorabuena por el gran ejemplo que ha dado todo este tiempo y sigue dando."
Jorge Zequeira CRI

QUÉ CONSEJOS PUEDE DARLE A LOS DIPLOMÁTICOS JÓVENES QUE COMIENZAN SU CARRERA Y SU VIDA PROFESIONAL


Que estén siempre en disposición. Hay que estar en educación continua, para estar actualizado Las herramientas principales que debe tener un buen Diplomatico deben comenzar por las buenas maneras, su disposición, así como su compromiso con el país.

Hacer las cosas con amor y lo mejor que puedan en las labores que se les encomienden es primordial. Un diplomático debe seguir preparándose, actualizándose, leyendo, tomando cursos para continuar el camino. Leer es muy importante, asi como escribir, el ejercicio de analizar es importante.

Nunca dejen de tener uno o varios libros abiertos. Y ojo, ser conscientes de que, tener una Licenciatura en Relaciones Internaciones u otra carrera afín, a través de la cual se haya ingresado a la carrera, no les da la certeza del conocimiento total o integral de la Cancillería.

Por ello el diplomático debe estar permanentemente informado y presto a las rotaciones por las diferentes direcciones a fin de conocer de manera integral el quehacer de cada una de ellas. Cuando vayan a salir al servicio exterior esto les será de gran utilidad. No se queden estancados en un puesto de trabajo, no se los apropien, fluyan en el conocimiento y lo que necesita la institución para la que están trabajando, eso los llevará a perfeccionarse en lo que hacen dentro el Ministerio y para cuando salgan al servicio exterior. No se olviden de perfeccionar otros idiomas, abre la puerta a conocer otras culturas y les facilitara la vida cuando salgan al servicio exterior.

Su Excelencia Erika Mouynes, Ministra de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, entregó a la Licenciada Xiomara Pérez un reconocimiento por sus 50 años de labores en la Cancillería


"Esbozando una sonrisa diría, como dice nuestro laureado poeta..." Revuelvo la mirada". ..miro la historia de mis SSSin Cuenta como un cuento mágico de hadas, lunas, estrellas y de  anécdotas... Una historia llena de un permanente aprendizaje, ese que ha hecho de mi lo que soy.  Vivo y viviré aprendiendo, comunicando, compartiendo y disfrutando mi quehacer hasta que el tiempo se vaya conmigo🧞🧚🏼🙏"

Licenciada Xiomara Pérez,  Diplomática de Carrera, Periodista y Maestra de yoga

El Blog de Karica extiende sus más sinceras felicitaciones a la Licenciada Xiomara Pérez y le gradece por facilitarnos las fotos y concedernos esta entrevista en conmemoración de sus 50 años de labores en el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá. Le deseamos éxitos en sus proyectos presentes y futuros.