Imagen obtenida de : DW.com

El pasado 10 de septiembre de 2021, la compañía estatal rusa Gazprom culminó la construcción del gasoducto Nordstream 2 que conecta las plantas gasíferas de la Federación Rusa con el territorio alemán. Según la BBC, este gasoducto conecta a ambos países atravesando el mar Báltico con una tubería cuya longitud aproximada es de 1225 kilómetros. El mismo es capaz de transportar cerca de 55 mil millones de metros cúbicos de gas natural por año, lo cual permite duplicar la oferta actual que llega a Alemania por el Nordstream 1 en la misma ruta. (Cfr. Paredes N., 2021)

La pregunta que muchos se harán es ¿Por qué la Unión Europea, en especial Alemania, requiere de la importación de gas natural? ¿Acaso los países miembros de UE no poseen sus propios yacimientos de gas?

La realidad es que los miembros de la Unión Europea cuentan con reservas muy limitadas de gas, las cuales se han destinado solo para situaciones de emergencia extrema. La crisis energética que se experimenta en Europa ha llevado a una especie de dependencia de las importaciones de gas natural y crudo provenientes de Estados Unidos, Rusia y los países del Medio Oriente.

 Es necesario recordar que, anteriormente, la mayor parte de los suministros de gas natural eran provenientes de Estados Unidos y en menor medida provenientes de Rusia. El gas ruso era suministrado principalmente a través de los gasoductos que atraviesan Ucrania y algunas partes de Polonia pero en la actualidad esa situación está cambiando debido a las operaciones del Nordstream 1 y la finalización de la construcción del Nordstream 2; infraestructuras por superan por mucho, la cantidad de gas ofrecida al resto de Europa a través de estos dos países.

Imagen obtenida de: BBC.com

El Nordstream 2 responde a una creciente demanda energética en la Unión Europea, en especial para la temporada de invierno en el que muchos hogares europeos necesitan mantener su calefacción debido a las bajas temperaturas. Por otro lado, este nuevo gasoducto también responde a la significativa reducción de suministros de gas enviados por Estados Unidos.

 A todo esto, el presidente ruso Vladimir Putin defendió la construcción del Nordstream 2 y dijo que el gas suministrado por Gazprom a través de este gasoducto es confiable y le resulta a la Unión Europea 4 veces más barato que la competencia (Estados Unidos) en un contrato a largo plazo. Continuando con las declaraciones del presidente ruso, se señaló que “el déficit de gas en Europa puede ascender a unos 70.000 millones de metros cúbicos en 2021 en medio de la reducción de los suministros desde EE.UU. y países de Oriente Medio”, además añadió que las decisiones tomadas por la Comisión Europea son las causas de la actual crisis. (RT,2021)

Putin indica que la empresa estatal rusa Gazprom ha aumentado su oferta más allá de sus responsabilidades contractuales ofreciendo más de 11 mil millones de metros cúbicos de gas mientras que Estados Unidos y países de Medio Oriente no han suministrado los 9 mil millones de litros cúbicos acordados con la Unión Europea. Con esto, el presidente ruso da a entender que en medio de la crisis energética, Estados Unidos poco le ha importado las necesidades energéticas de la región mientras que Rusia, a través de Gazprom, aumenta la oferta para reducir el déficit de gas natural y construye gasoductos que abaraten los costos de la Unión Europea. (Cfr. Rusia Today,2021)

A pesar de que en la actualidad el Nordstream 2 ya ha culminado su construcción y poco a poco se está llenando con gas, el mismo no podrá estar operativo hasta diciembre de este año debido a que todavía falta el visto bueno de la comisión reguladora alemana y la supervisión de la Comisión Europea.

Imagen obtenida de: lavanguardia.com

El gasoducto en cuestión ha sido objeto de fuertes críticas por varios sectores de la Unión Europea desde el anuncio de su construcción. Por un lado, están los ambientalistas alemanes del “Deutsche Umwelthilfe” que consideran el proyecto como una contradicción a los objetivos de Alemania y de la Unión Europea para una transición hacia energías 100% no contaminantes que contribuyan a la lucha contra el cambio climático. (Cfr. BBC Mundo, 2021)

Por otro lado, Estados Unidos considera que el gasoducto Nordstream 2 representa un “mal negocio” para Europa y que los contratos para el abastecimiento de gas natural solo deberían hacerse entre miembros de la OTAN. El gobierno de los Estados Unidos tanto en su administración pasada como la actual, considera que la dependencia del gas ruso en Europa es una situación peligrosa que puede ser utilizada como un arma geopolítica.

Al igual que Estados Unidos, tanto Ucrania como Polonia, los países bálticos y los demás países del este de Europa que forman parte de la UE, rechazan este gasoducto argumentando que el proyecto solo obedece a los intereses nacionales de Alemania y no a los intereses del resto de los miembros de la Unión Europea.

Lógicamente, el Nordstream 2 resulta inconveniente tanto para Ucrania como para Polonia en conceptos de cobro de impuestos, ya que los viejos gasoductos utilizados para suministrar gas ruso a Europa se encontraban en sus territorios (mayoritariamente en Ucrania) y la compañía Gazprom tenía que pagarles sus respectivas tarifas.  Esta inconveniencia solo se traduce en términos económicos; sin embargo, el verdadero perdedor es Ucrania, precisamente por la amenaza geopolítica y de seguridad que representa el recién finalizado proyecto.

Según ABC Internacional, Rusia y Ucrania ya tenían una disputa comercial desde el año 2009 por motivos de unos impagos a Gazprom. La compañía rusa amenazó cortar el suministro, lo cual ocasionaría un daño colateral a otros miembros de la UE, cuya dependencia del gas ruso era casi total.(Cfr.Pastrana,2014)

Si a esto le añadimos las existentes tensiones entre Rusia y Ucrania por la península de Crimea, no sería extraño imaginar una nueva escalada de tensiones que tenga como consecuencia una posible invasión rusa en Ucrania. Todo esto, tomando en cuenta la hipotética consolidación del poder geopolítico ruso en la región europea, que causaría una pérdida de interés de la UE en arriesgarse por Kiev.

Para Alemania y el resto de la Unión Europea, la dependencia total del gas ruso sería catastrófico y conllevaría un costo muy alto sobre todo cuando exista un irremediable conflicto de intereses en el futuro. De hecho, no resulta beneficioso para la Unión Europea depender de Rusia o Estados Unidos para el suministro energético.

Esquema analítico del costo de oportunidades en los contratos a largo plazo.

Proveedor

Beneficio

Perjuicio

Estados Unidos

Ambiente de confianza (aliado).

Falta de interés por resolver la crisis energética.

Solo prevalecen los intereses de Estados Unidos.

Rusia

Cercanía geográfica, relación económica natural.

Ambiente de desconfianza (adversario geopolítico y militar).

Posibilidad de convertir la dependencia del gas ruso como arma geopolítica.


Independientemente de cuales sean los posibles beneficios de recurrir a una u otra de las dos potencias, es necesario que la Comisión Europea evalúe otras alternativas con otros proveedores, o bien, que invierta el presupuesto de la UE en la investigación y desarrollo de nuevas formas de energía limpia que sean cónsonas con los objetivos planteados en su plan para combatir el cambio climático.

Imagen obtenida de: euronews.com

 Situación actual

La semana pasada, los líderes de la Unión Europea habían acordado discutir la situación actual del alza tanto de los precios como de la demanda en el mercado energético europeo; sin embargo, consideraron no tener el tiempo suficiente para lograr un consenso y decidieron postponer los debates para esta semana.

En lo que va de la fecha, los actores involucrados todavía no logran ponerse de acuerdo debido a un fuerte conflicto de intereses que demuestra las diferentes necesidades de cada uno de los miembros de la Unión Europea.

Según Guillermo Abril, corresponsal del diario español El País en Bruselas, Francia está liderando al grupo de países que abogan por la energía nuclear como método para la transición ecológica a la cual se ha comprometido la Unión Europea; mientras que los países bálticos denuncian la estrategia geopolítica de Rusia con los gasoductos Nordstream 1 y 2. Por otro lado, Hungría se posiciona contra el pacto verde de la UE y asegura que el alza de los precios se debe a las malas decisiones tomadas en Bruselas. Además, República Checa, España y Polonia coinciden en que la reforma estructural de la UE sobre el comercio de derecho de emisiones que está sujeto a la especulación, es un factor determinante en la crisis actual. Por último Alemania, Holanda y Suecia se encuentran alineados con la Comisión Europea, evitando llegar a una reforma sustancial que afecte todo lo que se ha negociado anteriormente en el mercado energético.(Cfr. Abril G., 2021)

A todo esto, cabe mencionar que diciembre será un mes clave en el que se definirá el panorama energético de los próximos años. Por un lado, diciembre será la fecha límite que tendrán las comisiones reguladoras de Alemania para dar luz verde al inicio de las operaciones del Nordstream 2 y por otro lado, será cuando la Comisión Europea realizará las revisiones de las acuerdos alcanzados en la Comisión Extraordinaria de Energía de la UE.

Solo falta esperar si la UE buscará nuevas fuentes de gas natural y políticas energéticas más flexibles o si realizará reformas estrictas que pongan en peligro la unidad dentro su sistema de integración.

Para más información, consultar los siguientes enlaces:

Abril, G. (22 de Octubre de 2021). El País. Obtenido de https://elpais.com/internacional/2021-10-22/el-debate-sobre-los-precios-del-gas-revela-la-division-energetica-de-los-veintisiete.html

Comisión Europea. (s.f.). Web oficial de la Unión Europea. Obtenido de https://ec.europa.eu/clima/eu-action/eu-emissions-trading-system-eu-ets/market-stability-reserve_es

EFE Moscú. (6 de Octubre de 2021). Agencia EFE. Obtenido de https://www.efe.com/efe/espana/economia/putin-defiende-que-el-nord-stream-2-es-mas-rentable-transito-por-ucrania/10003-4646314

Engás. (2016). Sedigas.es. Obtenido de https://www.sedigas.es/informeanual/2016/wp-content/uploads/2017/06/Informe-anual-2016-EL-GAS-EN-EUROPA-Y-MUNDO.pdf

Miguel, B. d. (28 de Octubre de 2021). El País. Obtenido de https://elpais.com/noticias/gazprom/

Paredes, N. (8 de Octubre de 2021). BBC Mundo. Obtenido de https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-58817851

Pastrana, E. (8 de Marzo de 2014). ABC Internacional. Obtenido de https://www.abc.es/internacional/20140307/abci-puede-rusia-enfadada-dejar-201403071809.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.abc.es%2Finternacional%2F20140307%2Fabci-puede-rusia-enfadada-dejar-201403071809.html

RT. (21 de Octubre de 2021). Obtenido de https://actualidad.rt.com/actualidad/407909-putin-rusia-aumentar-suministro-gas-europa

Sedano, R. (10 de Septiembre de 2021). France 24. Obtenido de https://www.france24.com/es/europa/20210910-termina-construcci%C3%B3n-gasoducto-nord-stream-2-rusia









Por: Eloy Béliz

Estudiante de Relaciones Internacionales

Universidad de Panamá